Los principales indicadores de desempeño de tu almacén

 In empresas, Industria

Tener indicadores de rendimiento es lo que te permite dejar atrás las suposiciones y conocer el estado real de tu logística.

Nivel de rotación: Sirve para concoer la velocidad con que se mueve la mercancía en nuestros almacenes. Se mide al conocer cuántas veces se ha renovado el inventario de tu almacén a lo largo de un determinado periodo de tiempo, dividiendo las ventas totales entre la cantidad de producto que tienes almacenado. Entre más alta sea la rotación, menores costos de almacenamiento tendras, mientras que una baja rotación significa que tienes que tener almacenado el producto durante más tiempo.

Fuera de stock: Tener suficiente stock te permite asegurar las ventas pero almacenarlo implica un costo. Por eso es importante evaluar cuántas veces sufres el fuera de stock, para ayudarte a afinar la relación entre la demanda que tienes y cuánto producto necesitas tener en cada momento.

Precio de inventario: Mide el valor total de la mercancía que tienes en el almacén. Cuanto mayor sea su suma, mayor valor tendrás apalancado. Si el precio de tu inventario se dispara puedes tener problemas de liquidez o las ventas no son lo suficientes para mover la mercancía.

Cobertura del stock: Este indicador es útil para gestionar los flujos de mercancías, los procesos de compra (contemplar el tiempo que tardar mis proveedores en hacerme llegar mercancía en caso de que surja un problema, tiempos de entrega y/o fabricación, etc.) y los márgenes de seguridad en el stock. 1

Stock disponible: Este indicador muestra cuánta mercancía, respecto al total almacenado, está en condiciones de ser usada. Puede ser porque este en estado optimo o por estar dentro de fechas de caducidad, etc.

Ratio de devoluciones: Este indicador es crucial para identificar problemas en la preparación de pedidos o en el manejo de los mismo, partiendo del número de envíos que sacamos y cruzándolo con los devoluciones recibidas.

Además de saber el ratio numérico, también es interesante hacer un seguimiento de cuáles son los motivos de las devoluciones, para saber si el problema está en el picking de los pedidos, en las fechas de caducidad, en el estado de las mercancías, en la dirección de los pedidos, etc.

Utilización del espacio: Indica el espacio ocupado versus el espacio de tu almacen disponible. Poco espacio ocupado es espacio infrautilizado y demasiado ocupado estas ocupando espacios no propiados que dificultan el incremento de mercancía por imprevistos  por picos estacionales.

Número de ítems y líneas por orden: Esto nos permite conocer cómo son nuestros pedidos. ¿Son pedidos de muchas unidades de una sola referencia? ¿De muchas referencias distintas pero con pocas unidades por cada una de ellas? ¿Acabamos sacando los pedidos como paquetes o como palés? ¿Qué nos resultaría más rentable?.

Coste de la preparación de pedidos: Si los pedidos preparados correctamente nos señalan la calidad que damos al cliente, el coste afecta a nuestra eficiencia (aunque sin olvidar que un pedido mal preparado terminará siendo un sobrecoste). Se debe de establecer diversas métricas: coste por cada línea de pedido, pedidos por hora, coste en mano de obra por cada pedido, etc. El tiempo en la preparación de los pedidos es otro dato que te permitirá conocer mejor tus costes.

Pedidos perfectos: Midiendo el cumplimiento de los tiempos, calidad y el estatus de entregas satisfactorio. Resulta muy importante realizar este ejercicio, ya que el número de envíos perfectos suele ser menor de lo que se cree. Por ejemplo: si tenemos stock el 97% de las ocasiones, el 98% de nuestros productos están en buen estado para ser entregados, preparamos bien el 98% de los pedidos y cumplimos el plazo de entrega el 93% de las veces, solo el 86,6% de nuestros envíos serán perfectos (97% x 98% x 98% x 93%= 86,6%).

Preparación de pedidos: Conocer el porcentaje de pedidos correctamente preparados te facilita saber si tienes un problema en este campo. Desde la adquisición de un picking guiado digitalmente, tecnología para tener visibilidad de la dispocición de almacén o para el correcto seguimiento de pedidos.

Proceso de recepción: Recibir mercancía también forma parte del proceso de gestión de inventarios. Y puede ofrecerte muchos aspectos que medir: cuánto espacio necesitas para tus operaciones, cuánta mercancía se descarga, cuánto tiempo pasa desde que llega la mercancía hasta que está descargada, codificada y almacenada, etc.

Entrega de tus proveedores: Ellos son nuestros alidos pero en ocasiones también se pueden convertirse en nuestros enemigos al no cumplir con los tiempos de entrega, es importante evaluar cuanto se tarda en los tiempos el proveedor A vs el proveedor B y si la forma de entrega es óptima porque todo implica costos.

Número de referencias: Número total de referencias que manejas, referencias presentes en tu almacén respecto al total del catálogo, número de referencias que tienes en stock…

Por ejemplo, en un inventario que tenga muy pocas referencias es posible que use diseños de almacenaje Drive In, optimizando el espacio. En el caso contrario donde hay muchas referencias es posible que optar por racks selectivos, para un alcance fácil.

Depreciación y obsolescencia: Almacenar mercancía no solo genera gasto, sino que a menudo hace que la mercancía pierda valor. Se debe registrar cuánto valor pierdes en productos que pasan de temporada, cuyo precio baja  por temporalidad, o por el tiempo almacenado, etc.

Coste del inventario: Se evalua el costo total de gastar para almacenar el inventario desde la mano de obra, instalaciones, alquileres, maquinaria, suministros, seguros y todo aquello que se involucre con la mercancía.

Despues de seleccionar las metricas e indicadores más importantes para tu empresa estos deben de ser visibles para toda la empresa con el fin de involucrar a todos los que forman parte de este proceso y siempre tener un reconocimiento de los éxitos y de las áreas de oportunidad. Conoce soluciones como SAP Business One  que te ayudan a cuantificar cada proceso del inventario de tu mercancía.

 

  1. http://bit.ly/2NJmaV1
Artículos recientes

Deja un comentario

ERP escalable