Y 10 años después…

“Nunca sabes aquello que te va a apasionar, y aquello que te va a apasionar lo creas tú, nadie te lo da”

 

Una de las grandes lecciones que me ha dejado la vida es que nunca sabes de donde puede venir tu pasión, y a partir de ella como puede cambiar tu vida para transformarte por completo.

Hace 10 años Agasys para mí representaba un gran esfuerzo, fruto de mi hermano Jacobo Agami, que en ese entonces se dedicaba a comercializar equipo de cómputo, era una empresa en la que no me involucraba al grado en el que estoy ahora.

En el 2006 mis planes a futuro eran otros, incluso mi presente estaba en otra empresa, si alguien me hubiera preguntado en ese entonces ¿Te apasionan las cámaras de seguridad? Sin titubeos hubiera respondido -¡En lo absoluto! ¿A quién le gustarían las cámaras de seguridad?-. Pues bien, véanme aquí.

 

Y 10 Años después… Agasys para mí es mi vida.

Hoy, me es muy difícil diferenciarme a mí de Agasys; yo ya me avente con paracaídas al precipicio, y logre una gran hazaña por que intentamos algo nuevo. Hoy puedo decir que Agasys es parte de quien soy ahora, y me gusta pensar que  que Agasys tiene parte de mí.

Dicen que un empresario o un líder de un proyecto tiene que ser inteligente en diferenciar quién es él y quién es su proyecto, porque de lo contrario, cuando su proyecto tiene algún tropiezo, es como si él lo tuviera; yo aún no lo he conseguido, ¡yo estoy muy contento de esta manera!.

Realmente es mi proyecto de vida y hay muchas cosas atadas a ello, no por el aspecto económico; es mi proyecto de vida por la trascendencia, esto va mucho más allá. Puede ser una consecuencia el ingreso económico, y claro que me gustaría conocer el mundo, pero sabes que trabajas por un ideal que te llena, cuando esas circunstancias  se vuelven intrascendentes contra lo que te apasiona más.

Es admirable cuando  un líder sabe cuál es la dirección y emprende el camino, así sea un camino desafiante, obscuro y que represente peligros, no quiere decir que no tenga miedo, pero aún y con miedo va tras su objetivo. Unos lo llaman valentía, yo lo llamo ser visionario. Eso es lo que yo busco transmitirle a mi equipo.

“Tener la convicción de tus ideas y perseguirlas, y mostrarte tan seguro que les demuestres seguridad a todos a tu alrededor”.

Así ha sido el camino de Agasys, que tras 10 años ha desafiado barreras, acompañados de un gran equipo, que si bien no son parte propiamente de la operación de la empresa ahora, si han sido un pilar importante para mí y para Agasys “Mi familia”.

Para llegar hasta donde estamos hoy, nuestra fórmula fue reinventarnos muchas veces. Si hasta ahora nos dedicáramos a vender equipo de cómputo como en un principio, muy probablemente ya no existiríamos.

“Cuando estas escribiendo la historia es difícil saber en qué parte de la historia te encuentras, cuando tú eres el que la está viviendo”.

A mí me gusta pensar en nuestra empresa como una película, y tengo la certeza que terminará trascendiendo en muchos países, con muchos logros y representando un ejemplo; es en lo que pienso cada que estamos en un momento difícil en la organización. Eso, es parte de tener  la convicción de a dónde vas a llegar.

Mi trabajo puede no ser justo para muchos, sobre todo para los que me rodean, entre ellos mi esposa; cuando en realidad para mí esto no es un trabajo, me apasiona tanto que no representa un esfuerzo desgastante para mí, yo lo disfruto, todo el tiempo estoy haciendo lo que me gusta, y eso fue una lección que me rompió paradigmas, mi trabajo es mi pasión, y mi pasión después de 10 años, se ve representada en el compromiso por elevar la productividad de otras empresas.

En Agasys nos hemos distinguido por eso, mi equipo no viene a trabajar, por que están enamorados de su labor y de la meta que estamos persiguiendo. Para mi eso es un gran orgullo, y es lo que nos ha llevado y nos seguirá llevando muy lejos.

Y en díez años más, quisiera estar escribiendo esta editorial viéndome como una empresa global que ofrece servicios en todo el mundo. Nos veo como un ejemplo, nos veo asesorando a empresas para ayudarlos a lograr lo que nosotros hayamos logrado en 20 años. Nos veo igual de apasionados que ahora a pesar de que seamos mucho más grandes.

Estas palabras es por el agradecimiento que siento por ti, creo que cualquier locura de un grupo de personas solamente hace sentido si alguien se la cree; en primer lugar quien trabaja en ella y en segundo, tú que nos ves desde fuera y que has confiado en nosotros, que nos has ayudado a posicionarnos en el lugar donde estamos ahora, ¡Muchas Gracias!

Aprovecho para agradecer a mi equipo de trabajo por el proyecto que cada uno realiza, ese aferrarse a lograr los objetivos, a dejar una huella y a cambiar el rumbo de la historia, gracias a ellos que han llevado a la empresa a pasar una gratificante década.

Siempre he pensado que Agasys tiene que ser un medio para que sus colaboradores logren sus metas. Deseo que Agasys los haga felices y sentirse satisfechos.

Y gracias a toda la gente que esta haya afuera y que definitivamente no podría contar ni nombrar, pero que ha impactado en ellos alguno de nuestros servicios, y lo menciono sin ánimo de ser pretencioso, pero realmente es un orgullo; es el reconocimiento para alguien que camino en lo obscuro hacia donde tal vez había lobos, porque nunca puedes estar seguro, si fuera de otra forma, cualquiera lo haría. Eso es el mayor reconocimiento que podemos tener, y en lo personal yo sé que puedo decir – No tenía la certeza total pero lo conseguí.

Que sepas que estas tocando su vida para bien es el mayor orgullo

Mi meta es esa precisamente “Dejar una huella positiva en la vida”.

Todo empezó cuando mi novia, actualmente mi esposa, me sugirió cuando estaba en la carrera, que me fuera a estudiar a Harvard, y dije ¿por qué no?, estando ahí tome una materia que era innovación y que en realidad sólo tome por que se ajustaba al horario, ahí comencé a ser parte de investigaciones de productividad. A mi regreso encuentro toda la motivación para crear SMI, la herramienta que ahora tú conoces, y que muy pronto descubrirás con una nueva evolución; así debe ser si quieres estar vigente.

*Yo continuamente pienso la forma en que me imagino nuestro éxito, ese momento en el que nosotros estemos compartiendo nuestra historia, y desde ahora estoy preparando mi discurso para ese momento. Trato siempre de escribir y anotar aquellas notas que estén llenas de verdad para ese discurso. No sé cuándo sea o en qué lugar sea, pero sé que va a ser…Y seguiré anotando.

Y te seguiré compartiendo cuando escriba más de ese discurso.

“Si pudiera definirme en una palabra sería Guerrero”

 

Carlos Agami

CEO de Agasys